5G, la autopista hacia V2X

El auge del mercado de la automoción hacia la digitalización y los vehículos autónomos está planteando la necesidad de una conectividad segura y protegida.

La nueva generación de vehículos necesita ofrecer diferentes tipos de aplicaciones en diversos campos como el infotainment, la telemática, la asistencia al conductor y la conducción autónoma con la máxima fiabilidad, seguridad y privacidad.

Como resultado, los vehículos deberían poder comunicarse no sólo con otros vehículos, sino también con los peatones, el equipamiento de la calzada e Internet. Los automóviles están tomando un papel más proactivo al advertir a los conductores de posibles colisiones con vehículos que vienen en dirección contraria, monitorizando las intersecciones, recopilando información de tráfico en tiempo real, intercambiando alertas de incidentes y emergencias con servicios de respuesta rápida y de urgencias.

Los requisitos para cada dominio y los casos de uso asociados pueden ser muy diferentes y tener un impacto importante en los estándares de telecomunicaciones utilizados para proporcionar los servicios. Este documento tiene como objetivo proporcionar una visión general de los principales estándares y por qué el estándar 5G será clave para abordar los diferentes requisitos de V2X en los próximos años.

¿Qué es V2X?

La comunicación Vehicle-to-Everything (V2X) es un término que agrega muchos acrónimos diferentes dependiendo del tipo de par con el que se comunique el vehículo:

  • V2I (Vehicle-to-Infrastructure): para comunicarse con el equipamiento de vías de circulación (RSU, Road Side Units) tales como semáforos y cámaras de tráfico.
  • V2V (Vehicle-to-Vehicle): para comunicarse entre vehículos, sin la red de telecomunicaciones.
  • V2P (Vehicle-to-Pedestrian): para un escaneo proactivo de peatones/bicicletas. Se prevé que varios tipos de dispositivos ayuden a la V2P, como teléfonos inteligentes, bastones, sillas de paseo, luces y navegadores para bicicletas.
  • V2D (Vehicle-to-Device): para comunicarse con dispositivos inteligentes como un smartphone, una llave inteligente y un localizador para coche.
  • V2G (Vehicle-to-Grid): para que los vehículos eléctricos se comuniquen con la red eléctrica.
  • V2M (Vehicle-to-Motorcycle): para comunicarse con las motocicletas.
  • V2N (Vehicle-to-Network): para comunicarse con una red móvil y tener conectividad de red.

V2X puede utilizarse de muchas maneras diferentes para mejorar la seguridad vial, a la vez que se hace un uso eficiente de la infraestructura de tráfico inteligente existente. La mayoría de los casos de uso forman parte de las siguientes categorías:

  • Agrupamiento: La formación de un convoy en el que los vehículos estén mucho más cerca entre sí de lo que se puede conseguir con seguridad con los conductores humanos, aprovechando mejor el espacio vial, ahorrando combustible y haciendo más eficiente el transporte de mercancías.
  • Conducción cooperativa: Los vehículos pueden utilizar V2X para trabajar juntos y minimizar las interrupciones causadas por los cambios de carril y los frenazos repentinos, así como para intercambiar información en tiempo real con paneles y semáforos.
  • Aviso de retenciones: La infraestructura vial puede utilizar la V2X para advertir a los vehículos de las retenciones o de los trabajos en la carretera que les preceden, de modo que puedan reducir la velocidad suavemente y evitar frenazos bruscos.
  • Evitar colisiones: Cada vehículo en la carretera podría utilizar V2X para transmitir su identidad, posición, velocidad y dirección. Un ordenador de a bordo podría combinar estos datos con los de otros vehículos para construir su propio mapa en tiempo real del entorno inmediato y alertar al conductor de cualquier posible colisión.
  • Advertencia de peligros por adelantado: El V2X puede ser utilizado para extender el horizonte electrónico de un vehículo, de modo que pueda detectar peligros a la vuelta de una esquina ciega, oscurecidos por la niebla u otras obstrucciones, tales como vehículos pesados u ondulaciones en el paisaje.
  • Conducción cada vez más autónoma: Junto con otros sensores y sistemas de comunicación, V2X desempeñará un papel importante para que los vehículos sean cada vez más autónomos.
  • Asistencia a la conducción: aprovechará la tecnología de Realidad Aumentada y tendrá el apoyo del ancho de banda necesario para proporcionar asistencia al conductor, algunos ejemplos son el panel de control en tiempo real, navegador head-up (HUD) e infotainment.

Connectivity

5G on the highway to V2X

The booming automotive market towards digitization and autonomous vehicles is raising the need for safe and secure connectivity.

Descarga nuestro White Paper